domingo, 26 de julio de 2015

Capítulo 20: Aguas Revueltas

Oficial de Inteligencia... eso dice ahora mi perfil en el clan. 

¿Y qué es lo que hace uno "de esos"?


En el caso de BRE4K es un trabajo de "fin de semana", ya que no estamos para defender un territorio a diario, así que entramos, o lo intentamos, el viernes y el domingo solemos salir -o el sábado, dependiendo de la mala hostia que se le haya puesto al que le hayamos tocado los huevos el día anterior-.

Y buscar un sitio por dónde entrar es mi cometido. Como de pescar (provincia) se trata, hay que hacerlo donde se pueda echar la caña y donde la ganancia del pescador sea casi segura... en río revuelto, o embalse, da lo mismo... el caso es que el clan que tenga la provincia esté metido en múltiples fregados. Total, una puñalada más no va a ninguna parte ni, creo, nos pueden aplicar el agravante del ensañamiento. 

En nuestro caso tenemos eximente: el atacado (un clan holandés llamado [TERMS] -Termits-) estaba en pugna abierta, múltiple y encarnizada con los chicos del bueno de Xsilent, que pugnaban por acercarse a los BIA... y ahí entra Maqq, caña y capote en mano, tras hacer algunas cuentas básicas y dar el informe a los comandantes: "Con cinco batallas contra PIXEL estos no tienen mucho más para defenderse..." y van y me hacen caso.

Puja (a traición y en el último turno, di que sí, marca de la casa Maqqabea), ataque viral sobre un enemigo que jugaba a defenderse de una forma que se podría calificar como aberronchismo extremo con toques de camperismo suicida y ahí está la Cuarta Acorazada, otra vez subida al mapa por Obra y Gracia de jcbubu y los seis menganitos.

Como aventuraba unas líneas más arriba, la tocada de huevos es grande y encima, los TERMS palman casi todas las batallas -y no fueron todas por un desafortunado apagón del servidor EU1 que dejó a PIXEL con medio equipo colgado-. Así que al día siguiente, los termitas vuelven al ataque pero de una forma bastante extraña... ya de momento tienen que pasar el escalón de una puja, que hace que uno de sus equipos principales deba dejar paso a unos reservas para defender un territorio, por lo que salen a atacarnos con un equipo cojo y tuerto, dotado de las mismas habilidades que tenían los que echamos el día anterior: aberronchados en una esquina. 

El roto que les hizo PIXEL no fue baladí. Si palman cuatro de cinco batallas pierden para el día siguiente la friolera de 28 carros más lo que perdiesen en la que ganaron, que se les bloquean durante menos tiempo, pero si son "gordas" un día entero de garaje no se lo quita nadie (si son pesados el castigo es de 48 horas palmando la batalla) y eso se notó ayer. Creo que los comandantes de TERMS estaban demasiado enceguenados con la venganza y echaron pulso donde no podían ni jugar a pillarse los pulgares con niños de cinco años.

Si yo fuera su Oficial de Inteligencia aconsejaría a sus superiores dejarse morir, preparar una cantidad de influencia sobradamente grande como para aplicar una puja ganadora sí o sí y desembarcar de nuevo. 

O bien quedarse en el mapa de una forma más pasiva, aguantando arreones y si palman, ver párrafo inmedatamente superior a éste.

No tiene sentido, tras un par de días malos, que una mala tarde, o dos, las tiene cualquiera, encabronarse y salir a pelear con los restos... hoy por hoy, las Clan Wars 2.0 te permiten elegir día y lugar... basta con elegirlo bien. 

A ver qué nos depara esta tarde la lotería de las pujas y los ataques terrestres...